alerten-alquilercalendarchecklistchevron-left-thinchevron-leftchevron-listchevron-right-thinchevron-rightclockeffortenvelopefacebookflaglocationlogo-footermenu-closemenuminusplayplusquotestelephone

Ascender el Volcán Lanin, Maqui nos cuenta su experiencia de ascender al volcán lanin

28 de Octubre de 2012

subir el lanin, una experiencia para recomendar

  • amanecer en el volcán lanin se proyecta la sombra en el aire
  • Subir el lanin con amigos y llegar a la cumbre una experiencia única

Relato Volcán Lanin: Ansiedad….. Mucha ansiedad!, así comenzaba nuestra increíble travesía. Ese día que tanto habíamos esperado estaba ahí….. El ascenso al volcán Lanin! Mucho tiempo había pasado desde que decidimos intentarlo, entrenamiento físico, conseguir equipo, muchas cosas y todas listas para ese gran día. Juro que no exagero cuando digo que fue una de las aventuras más hermosas, felices y desafiantes de mi vida. El Lanin estuvo frente a mis ojos casi 10 años y recién ahora me sentía lista y preparada para intentarlo. Desde el inicio, en el estacionamiento, hasta hoy al recordarlo, pasaron y pasan por mi cabeza, muchos pensamientos y sensaciones... Comenzamos nuestra caminata con mucha ansiedad, y continuamente pensando si lo lograría. Gran sensación llegó a mi cuando llegamos al refugio, la primera parte estaba cumplida. Por suerte nuestro grupo era muy divertido así que entre todos nos animábamos y compartíamos pensamientos. El guía Martín, una gran compañía y siempre alentándonos. Pero el momento había llegado, eran las 3 de la mañana cuando partimos en el medio de la noche, solamente nuestras linternas nos iluminaban, caminábamos en silencio y mi mente se llenaba de incertidumbre y pensamientos. Juro que cada paso duraba lo suficiente como para dudar si lo lograría, pero allí estaba yo en constante desafío contra mi mente. Las horas pasaban y de repente un rayo ínfimo de luz comenzó a asomar y las primeras lágrimas comenzaban a aparecer. No eran lagrimas de miedo, ni dolor, eran lagrimas de emoción y alegría de saber que podía contra mi mente, mis miedos y mi cansancio, eso me había permitido disfrutar de lo que de a poco estaba apareciendo…un paisaje único e inigualable. Las horas continuaban pasando, llegamos a la canaleta y ya todo era claro y majestuoso pero empezaba una última y áspera parte…”la bendita canaleta”. Luego de un rato de caminar e insistir ya casi lo habíamos logrado y ya nada faltaba para nuestra meta…La gloriosa cumbre!. Los pasos se volvían inmensos, los minutos horas, pero así fue estábamos a metros, las piernas temblaban, las lagrimas asomaban y las anisas terribles se apoderaban. Gracias a Dios, a nuestros esfuerzos, al increíble guía y amigo Martin “Totuco” Paredes, y en lo personal, a mi compañero de la vida Federico, en ese momento estaba cumpliendo uno de mis grandes sueño, llegar a la cumbre del Volcán Lanin. Ese momento juro que fue inexplicable y único, y es hoy, luego de dos años y de una segunda cumbre que nada se compara con esa sensación, esos minutos allí, contemplando la belleza y la inmensidad. Gracias Dios por toda la inmensidad y perfección creada. Gracias Martín Paredes, “El Totu”, por habernos insistido, apoyado y alentado. Gracias Federico, por haberme bancado, acompañado y compartido en esta única experiencia. Y gracias a mi! porque me permití seguir un sueño, pelearle a mi mente y haberlo logrado. Magdalena “Maqui”, Vega Cumbre en el Volcán Lanin 27 y 28 octubre 2012!